SEDES inspecciona el Hospital Materno Infantil

El director del Servicio Departamental de Salud (SEDES), Juan Carlos Sakamoto, informó el martes que durante una inspección al Hospital Materno Infantil se pudo constatar su infraestructura deteriorada y su equipamiento obsoleto.

“Si seguimos así cada vez se va deteriorar más el Materno y no va haber plata que alcance para el mantenimiento de la infraestructura, tampoco para el equipamiento”, dijo.

En esa inspección no participó la directora de ese nosocomio porque se encontraba participando de una reunión, por tanto no fue posible conocer su versión al respecto.

Sakamoto, criticó que no se hayan pintado las camas  las cuales se encuentran oxidadas en todas las áreas, por tanto se convierten en focos de contaminación de hongos y bacterias.

“Los médicos a veces no saben de qué mueren los pacientes, por la simple razón que la contaminación está cerca de ellos porque la respiran, eso no debe permitirse”, enfatizó.

Lamentó que a los pacientes con COVID-19 solamente se los haya separado con un hule, porque no se les colocó ni siquiera una mampara, lo cual no puede suceder en un hospital de tercer nivel.

Durante la inspección se encontraron equipos deteriorados, otros archivados porque no se compraron repuestos para su uso.

En su opinión las anteriores autoridades del SEDES manejaron mal los recursos económicos, por eso no se atendió ese nosocomio de referencia departamental.

En este sentido, la parte jurídica de esa institución iniciará las acciones que corresponden para establecer responsabilidades.