Producción de hortalizas en el BIM; UAB presta asesoramiento técnico

Enmarcados en el proceso de extensión e interacción asocial que ejecuta la Universidad Autónoma del Beni (UAB) a través de la facultad de Ciencias Agrícola, se llega con capacitación a diferentes sectores sociales e instituciones, en este caso al personal castrense del Batallón de Infantería Marina BIM ‘Tocopilla’ ubicado en el sector noreste de la ciudad.

Se trata de un bio huerto permanente, para satisfacer las necesidades alimenticias del personal de tropa de esta unidad militar, estableciendo cultivos olerícolas, rama de la horticultura que estudia el cultivo de las plantas herbáceas de las cuales sus raíces, bulbos, tubérculos, tallos, hojas, brotes, flores o semillas son utilizados como alimento ya sea en fresco, cocidas o preservadas.

El comandante del BIM Tocopilla, Juan Carlos Sncasi Hurache, indicó que el proyecto es parte de una iniciativa del batallón encabezado por su persona, el de implementar el cultivo de hortalizas en una huerta permanente, gracias al apoyo y asesoramiento de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la UAB.

El proyecto entró en vigor hace un mes considerando la capacitación del personal de tropa aprovechando un terreno adyacente a la institución, mismo que tienen un avance del 20 por ciento.

“Lo importante es que se genera un intercambio de conocimiento entre estudiantes universitarios y el personal de marineros, estos últimos de manera voluntaria han decidió entrar en la dinámica de producción, entendiendo que se contribuye a la mejora de la dieta alimenticia de ellos mismos toda vez que prestan su servicio militar en la institución”, apuntó.

El decano de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la UAB, Nicolás Chapi, dijo que la universidad es consciente de la necesidad social de la institución castrense, el de poder satisfacer con alimentos sanos a los marineros, pero no solo el generar conciencia a la producción de alimentos, sino encaminarlos hacia la producción agrícola una vez se licencien  del cuartel.

“Hoy  en día, la inocuidad de los alimentos es un tema cada vez mas importante a nivel mundial. Esto se puede lograr minimizando los riesgos biológicos, químicos y físicos durante el proceso de los alimentos, que van desde su producción, recolección, empaque, transporte, distribución, hasta su consumo final”, comentó.

Considera que se trata de un paso fundamental que da la universidad, el de enseñar a la sociedad a elaborar su propio  alimento. Trabajar de manera conjunta con la institución castrense en procesos de producción, es el fiel reflejo de que la universidad se acerca a su pueblo, expresó.

Juan José Triveño, es el docente universitario que capacita directamente a los marineros en el establecimiento del huerto hortícola. Refirió que es un proyecto de bio – huerto para la producción de productos sanos, son prácticamente dos tareas de camellones para establecer cultivos olerícolas.

Se comenzó con el diseño, para luego sembrar las diferentes variedades de hortalizas. Un proyecto que recapitula las técnicas y variedades recomendadas en las diferentes tesis elaboradas por estudiantes que han concluido la carrera de Ingeniería Agronómica.

Las diferentes variedades serán utilizadas en extensión agrícola para evaluar los resultados y recomendar posteriormente a los agricultores para que opten los huertos urbanos o periurbanos.

En este sistema se utilizan plantas (hortalizas) de alto rendimiento con productos que no dañan a medio ambiente, como estiércol, desechos de cultivos, insecticidas y fungicidas orgánicos.

Precisó que el suelo como tal tiene sus características, el suelo es un material inorgánico pero también orgánico, lo que se utiliza es el reciclaje de lo orgánico a lo inorgánico para que las plantas puedan vivir. Para la elaboración de los diferentes abonos se utilizan materiales orgánicos, luego se convierten en inorgánicos para que asimilen la planta, aclaró. La universidad beniana a través de la Facultad de Ciencias Agrícolas, está cumpliendo un rol importante  a favor de los diferentes segmentos sociales, como forma de contribuir a la mejora de la dieta alimenticia, pero también para reactivar la economía del amplio tejido social.      

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter