Piraí Vaca se presentará en el auditorio de Univalle

Piraí Vaca se presentará, la noche de este jueves, en el auditorio de la Universidad del Valle, en Trinidad, gracias a empresas e instituciones, y también a un grupo de empresarios y autoridades trinitarias que apoyaron su llegada a la capital beniana, lo que permitirá que el ingreso del público sea gratuito.

La Palabra del Beni (LPB) ¿Cuál es el repertorio preparado para tu público en Trinidad?

Piraí Vaca (PV).- Siempre he tocado un programa muy diverso. Creo que solamente así logramos comprometer la parte emocional de la gente, la parte mental, y a tocar el espíritu, la parte invisible. Entonces, en esta gran diversidad que estoy llevando digamos que sobresalen la Bohemian Rhapsody de Queen, una versión que he hecho para solo de guitarra, una canción de Clapton también para solo de guitarra, Tears in Heaven. No falta nunca la música boliviana. Estoy tocando también un poco de música africana que convierte la guitarra como en un set de percusión. Estoy tocando Alfonsina y el mar. Estoy tocando algo de música española del siglo XIX. Es un programa muy diverso, que está pensado para conmover ese corazón, para sorprender esa mente, y para esa parte que todos tenemos, para tocar el alma, el espíritu.

LPB. ¿Por qué decidiste presentar un programa tan variado?

PV.- Precisamente por eso, porque me parece que en Alfonsina y el Mar acaricio a la gente, en el Capricho Árabe es una melodía que te acaricia, que te suspende, pero cuando toco la música africana es una música que viene y boom te agarra a piñazos, te hace agarrarte de tu butaca en el asiento. La música boliviana que nos toca de una manera muy especial. Estoy tocando una música tarijeña donde se asemejan el erques, la caja, los instrumentos tradicionales de esta región del valle. Hay muchas diversas sensaciones, que apuntan a estos tres centros que les he dicho y por eso es que toco música tan distinta.

LPB Visitas Trinidad como parte de una gira nacional ¿Cómo se han ido desarrollando tus presentaciones?

PV.- Muy bien. Trinidad es la novena ciudad de la gira que empezó en mayo. Todos bajo el mismo cielo, se llama la gira y realmente extraordinario. Hace 29 años que vivo exclusivamente de tocar la guitarra y es una fortuna para mí lograr llevar mi vida solamente haciendo esto que me apasiona. En el caso de Trinidad, este jueves habrá un solo concierto a las ocho de la noche en el auditorio de Univalle. La entrada es gratuita. Ya les voy a contar por qué en Trinidad la entrada es gratuita mientras que en La Paz costaba 140 bolivianos.

LPB.- ¿Qué es la guitarra para ti?

PV.- La guitarra es una compañera que he aprendido a amar. En realidad, aquello que me transforma, aquello que me mueve, que me conmueve, aquello que hace que mi vida se expanda hacia otro mundo a otras dimensiones, es la música. La guitarra es un medio que he llegado a amar como El Principio ama a su rosa, producto de tantas horas de dedicación, de tantas horas de compartir, de empeño. Mi amor por la guitarra no fue uno a primera vista, yo creo que se consolidó cuando en el año 1990, mi maestro, cuando estudiaba en La Habana en Cuba, me dijo, me obligó, perdón, a inscribirme en una competencia internacional de guitarra muy importante que hay en La Habana.

LPB.- ¿Qué combina perfecto con una guitarra: amigos, mujeres, aguardiente?

PV.- Esta es una excelentísima pregunta. La vida es extensa, es amplia, hay mucha gente, hay muchas maneras de ser, eso es lo que he aprendido. Son 31 países los que he visitado en 29 años, 31 países 75 ciudades de Norteamérica, Sudamérica, Europa y Asia. Me he topado con culturas tan diversas, tan extraña a la nuestra, así como la nuestra es extraña para ellos, que realmente la variedad es algo que uno aprende en estos viajes conociendo gente tan diversa, parajes tan magníficos pero distintos a los nuestros, culturas, costumbres tan opuestas a las nuestras. Entonces, eso es un caso un poco especial. A mí, desde el colegio las guitarreadas me incomodaban. Cuando la gente empezaba a guitarrear yo me empezaba a aburrir y ya quería irme de la fiesta. Eso es lo primero, disfruto poco. Tiene que ser un cantante extraordinario para que yo me emocione. Los karaokes no me gustan. Tienen que ser cantantes extraordinarios para que yo disfrute estar en un karaoke, prefiero bailar, bailar me fascina, esa es mi pasión.

Desde el colegio mis amigos me decían: tomá, tomá que te va a gustar. Han pasado 30 años y sigo sin encontrarle el sabor al alcohol.

Entonces, la guitarra jamás fue para mí ni mujeres ni aguardiente ni amigos, la guitarra para mí siempre significó una introspección natural dentro mío. Soledad, pero soledad entendida de la mejor manera. Una soledad que me permite encontrar mis capacidades y las capacidades que me faltan.

Por eso me parece tan importante esta pregunta. La guitarra para mí es soledad de la buena. La guitarra para mí es a través de la música haber encontrado grandes amigos que apoyan lo que hago porque les gusta, como por ejemplo, ahora en Trinidad. Este grupo de amigos de Trinidad está encabezado por el alcalde Mayín (Mario Suárez), Iñaki Echevarría, Carlos Prada, Chichito Arteaga. Un grupo de gente que se ha juntado de manera privada, absolutamente privada. Lo de grupo de Amigos de Piraí es una idea mía, mientras que hay otra serie de patrocinadores a nivel nacional, ellos han preferido simplemente decir nosotros queremos que venga Piraí y nosotros vamos a aportar con nuestro pecunio personal para juntar el honorario que Piraí cobra para llegar a Trinidad, por eso es que la entrada es gratuita, lo que es una maravilla.

Tapacaré Resort se suma a las empresas que hacen posible la presencia de Piraí.

LPB ¿Cuántas horas al día practicas la guitarra?

PV.- Mi record fue estudiar unas 14 horas al día cuando estaba concursando en Europa. He concursado en La Habana, en Bélgica y en España. He ganado premios internacionales de guitarra en estas competencias. Eso fue en el año 92 cuando solamente me dedicaba a despertar, tocar guitarra, desayunar, seguir tocando guitarra, almorzar, seguir tocando guitarra, cenar, ir al baño, bañarme en algún momento. Vivía solamente para entrenar estas manos y para aprender toda esta música distinta que tenía que tocar en estas competencias, en distintos países, donde hay que aprender mucha música distinta para competir.

Ahora, no estudio nunca más de unas cuatro horas al día, cinco a todo reventar, antes de la gira. Ahora durante la gira, con suerte llego a dos horas al día.

LPB.- ¿Qué significa el público trinitario para ti?

PV.- El Beni es el departamento que más visito cuando quiero visitar lo más hermoso del país, para mí. He navegado incontables veces los ríos del Beni. He estado a bordo de la Reina de Enín. Ese es el paraje que más me emociona, eso es lo que me llega al corazón. Esa región, esa manera de expresarse de la naturaleza a través del calor, del agua, de los ríos, que a mí me emocionan muchísimo más que el mar.

A Trinidad en sí he ido pocas veces. Creo que apenas he tocado unas tres veces en Trinidad, o sea que va a ser una magnífica oportunidad para encontrarnos.

LPB Piraí tiene amigos en Trinidad, ellos decidieron apoyarte. ¿Cómo se formó ese grupo?

PV.- Este grupo se formó gracias a René Monje, vicerrector de Univalle. Él es el principal gestor de todo esto. La idea de estar en Trinidad se la debemos a René Monje, vicerrector de Univalle.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter