Ocuparán áreas de descanso para internar pacientes en el Centro ‘Centinela’

El director del Centro “Centinela”, Juan Diego Almendras, informó que se ocuparán las áreas de descanso del personal médico y enfermeras para internar pacientes con coronavirus en Trinidad.

“Los casos están aumentando cada día que pasa (…) estamos improvisando lugares donde acomodar si es que ingresan más pacientes, tenemos que optar por sacar a los médicos a las enfermeras de sus salas de descanso”, dijo.

En esos ambientes se pretende instalar camas para la internación de pacientes que necesitan atención más especializada.

Los últimos días ingresaron para ser internados entre tres a cinco pacientes por día, lo cual es preocupante porque el espacio está saturado, al igual que el área de terapia.

El “Centinela” tiene una capacidad de internación de 28 camas y la terapia intensiva cuenta con cinco camas con sus respectivos respiradores.

El galeno, informó que todas las salas están ocupadas, pero dos tienen un solo paciente transferidos desde el Hospital “Presidente Germán Busch”. Se trata de pacientes postquirúrgicos que están en etapa de recuperación que no presentan sintomatología respiratoria.

La mayoría de los pacientes son de Trinidad, hay solo dos de San Ramón y San Borja, lo que significa que el pico alto de la pandemia ahora se registra en la capital beniana.

“Lamentablemente son pacientes que nos llegan en una etapa grave, con bastante necesidad de oxigeno, son pacientes totalmente distresados, con harta necesidad de oxigeno, que necesitan terapia intensiva”, manifestó.

Observó que aumentó la cantidad de pacientes en Trinidad porque se abrieron las actividades sociales, sin tomar en cuenta las consecuencias graves con decesos.

La labor de los trabajadores manuales aumentó en ese centro porque tienen que subir más de 40 tubos de oxígeno cada día. El personal de salud también duplicó sus esfuerzos.

Almendras, dijo que se deben tomar medidas drásticas para contener los contagios en Trinidad, considerando que desde enero fallecieron 20 pacientes en esas instalaciones y 70 fueron dados de alta.

El último paciente recuperado fue un joven de 26 años que ingresó con un cuadro de moderado a grave, el cual después de dos semanas fue dado de alta.

Recomendó que cuando un paciente necesite oxígeno debe ser llevado a ese centro donde le realizarán los estudios de protocolo. Hagamos que no se eleve la tasa de mortalidad, agregó.

Debido a que la terapia se encuentra llena los familiares de los pacientes optan por trasladarlos a otras ciudades del interior del país.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter