Moxeños tienen en la Santa Cruz el bastón para llevar el mensaje de Dios

Dentro del Santoral Católico, la fiesta de la Santa Cruz es un acontecimiento religioso que valora el significado de la cruz donde murió Jesucristo, pues según la creencia ancestral, servirá al pueblo como bastón para llavar el mensaje de Dios. Es el sello de Jesús sobre sus hijos, es la llave de la puerta del cielo, significa que la persona que no tenga la cruz sobre su vida, no podrá entrar en el reino de los cielos.

La organización de la novena y el velorio está a cargo de las autoridades del Cabildo, los apóstoles y mayordomos, lo que deriva en una planificación especial. Nueve días antes de la celebración de la cruz, se repican las campanas en la capilla para iniciar la novena. Allí rezan, cantan y hacen invocaciones al Señor.

El acontecimiento es vivido en muchos países, tiene sus orígenes muy antiguos en Jerusalén. Se adornan cruces con flores coloridas, procesiones y bailes.

Según la historia, se dice que en el siglo IV el pagano Constantino, tenía que enfrentar una batalla contra el perseguidor de cristianos Majencio. La noche anterior al suceso tuvo un sueño en la que vio una cruz luminosa en los aires y escuchó una vos que le dijo: “Con este signo vencerás”. Al empezar la batalla mando colocar la cruz en varias banderas de los batallones y exclamó: “Confío en Cristo en quien cree mi madre Elena”.

La victoria fue total, Constantino llegó a ser emperador y dio libertad a los cristianos. Santa Elena, madre del Emperador, pidió permiso a su hijo y fue a Jerusalén a buscar la Santa Cruz en la que Cristo Murió. Después de muchas excavaciones encontró tres cruces y no sabían cómo distinguir cual era de Jesús.

Llevaron a una mujer agonizante, quien al tocar la primera cruz se agravó más. En la segunda cruz, la enferma se mantuvo igual, pero al tocar la tercera, la enferma recuperó su salud.

Santa Elena con el Obispo y los fieles llevaron la cruz en procesión por las calles de Jerusalén. En el camino había una mujer viuda que llevaba a enterrar a su hijo, por lo que acercaron la cruz al fallecido y éste resucitó.

Este suceso vivido en la antigüedad quedó arraigó en el sentimiento de los pueblos, por ello realizan diferentes expresiones religiosas y convierten los velorios instrumentos de fe y arrepentimiento por los pecados cometidos.

El 3 de mayo, las parcialidades del Cabildo Indigenal, se dividen en comisiones. Unos se quedan adornando el salón de reuniones y preparando el alimento y otros se dirigen hasta la iglesia catedral para trasladar la cruz en hombros hasta el Cabildo Indigenal.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter