El abigeato y las acciones para contrarrestarlo

El flagelo del abigeato se incrementó en los últimos años en esta región del país, delito que ha generado enormes pérdidas económicas al productor. El hurto de ganado o bestia como lo tipifican las norman vigentes, es alarmante pues los productores no saben dónde acudir y todo parece indicar que, que la situación de crisis que vive el país y la viveza criolla, han generado hechos recientes.

Ante tal situación, la dirigencia ganadera del Beni, implementa medidas de protección mediante acciones preventivas a través de la intervención del Ministerio Público, fuerzas de seguridad y la participación ciudadana a fin de bloquear la actividad ilícita, con el correspondiente control de trancas.

“Es un tema sumamente preocupante, un delito que no discrimina a nadie pues incluso los ganaderos pequeños estan siendo azotado con el robo de sus animales, personas que tienen 10 a 20 cabezas con lecherías rusticas, mismas que con el robo de una sola cabeza se ven severamente afectadas”, denunció José Héctor Suárez Durán, secretario general de la Federación de Ganaderos del Beni (FEGABENI).

Manifestó que como forma de proteger a los productores ganaderos, estan en una cruzada interinstitucional con gestiones a nivel del Ministerio Público, la policía y otras instancias para ver como se puede articular esfuerzos como forma de frenar la ola de abigeato que se ha presentado en diferentes provincias del Departamento.

Para el ganadero, se trata de un crimen organizado, personas que no solo roban animales sino que estan decididos a atentar contra la vida de los propietarios, pues el productor tiene temor de salir a sus campos para hacer vigilancia a sus animales, toda vez que los delincuentes andan armados y decididos a disparar a quien se cruce en su camino.

Resaltó sin embargo la predisposición demostrada por la Policía, Fiscalía, Gobernación y el propio municipio en el caso de Trinidad, instituciones que han puesto a disposición sus efectivos para realizar las visitas de campo y rondas de vigilancias, siguiendo una estrategia planificada con anticipación.

Señaló que junto a legisladores y juristas, estan viendo la posibilidad de ajustar las leyes que protegen a los ganaderos de este delito, pues en la mayoría de los casos la norma protege a los delincuentes, al darle máximo 6 años de cárcel y mientras se sustenta la investigación ellos estan libres al no proceder la detención preventiva.

“Se lo encuentra con las manos en la masa y con todas las pruebas, se demuestra que es parte de una mafia organizada aun así las leyes son permisivas. El delito tiene agravantes porque al carnear una res en medio del campo sin las mínimas condiciones necesaria, atenta contra la salud pública”, apuntó el ganadero.

Añadió que estan coordinando acciones en todo el Departamento, recibiendo denuncias pero también enriqueciendo la propuesta para la modificación de la norma, dado que los hechos ilícitos han llegado a su máxima expresión como el caso presentado recientemente en San Ramón de la provincia Mamoré.

Propuso que la sociedad civil organizada se involucre en el seguimiento control y prevención del delito, los ganaderos por su parte realizarán rondas frecuentes por los campos, incluso disponer de vehículos para trasladarse de un lugar a otro por las diferentes carreteras.

Puso principal énfasis del trabajo en las trancas donde se actuará de manera más rigurosa con apoyo del personal policial y del SENASAG. En la ciudad se cuenta con el apoyo del municipio institución que a través de sus efectivos se controlará de la venta ilegal de carne en kioscos, pulperías y casa particulares.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter