Concluyó limpieza del cementerio para recibir a dolientes

De acuerdo a la planificación de las autoridades municipales la limpieza del Cementerio General de Trinidad concluyó ayer, para recibir a los dolientes que visitan la tumba de sus seres queridos.

“Hace dos meses comenzamos los trabajos en el campo santo, pero este es el último día de arreglo, pintado, refacciones de los contribuyentes”, dijo la administradora de la necrópolis, Modesta Ries.

Observó que la gente a último momento procedió a limpiar y pintar los nichos y mausoleos de los difuntos, pese a que les comunicó que deberían hacerlo con anticipación.

Aseveró que se realizó un trabajo intenso en cuanto a la barda perimetral, se mejoraron las jardineras, se iluminó la mayor parte del lugar, además de refaccionar por completo los baños para damas y varones.

Ries denunció que se robaron varias pantallas que se colocaron, razón por la que se debe respetar el cierre de los portones por cuestiones de seguridad.

“Tenemos que cuidar nuestras cosas, los arreglos que se hacen, pero realmente las personas no nos ayudan”, manifestó.

Por su lado, el pintor Wilson Añez, que hace 10 años se dedica al pintado de nichos en ese lugar, dijo que desde el 25 de septiembre realiza esta actividad con poca demanda, contrariamente a lo que sucedió el año pasado.

“No hay demanda de trabajo, este año ha sido pésimo, no ha sido como el año pasado, hace un mes que estamos acá, a cuenta gota la gente viene; hace dos días recién hay más flujo de gente”, aseguró.

Con relación a los precios, mencionó que el pintado de un nicho cuesta 120 bolivianos, un mausoleo entre 1.800 a 2.500 bolivianos.

Comentó que este año compró tres tarros de pintura, mientras que el año pasado ocupó 18 y no tenía tiempo para atender los requerimientos de la gente.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter