Comedor de la Santa Cruz, donde los ángeles benditos aparecen todos los días

BUEN CORAZOÓN. “La mamá por excelencia es nuestra madre María. Que ella cubra este lugar siempre con su manto y que nos ayude”, dijo Rosa María Álvarez Ribera de Tardío, antes de comenzar a rezar el Padre Nuestro.

Trinidad/Radio Patujú.- El Comedor de la Parroquia de la Santa Cruz brinda almuerzo a bajo precio a 13 mujeres y a decenas de hombres adultos mayores, quienes pasarían hambre, de no ser por el aporte solidario, encausado por las voluntarias Gaby Yolanda Ruiz Antelo y Rosa María Álvarez Ribera de Tardío.

El Comedor fue impulsado por el padre Adam “Tory” Bravo hasta el día de su muerte, en octubre de 2020; sin embargo, esa labor fue retomada por mujeres de buen corazón, comprometidas con el legado del sacerdote y con hombres y mujeres de la tercera edad, que enfrentan una situación económica desfavorable.

El 25 de mayo, organizaron un agasajo para las mujeres, por el Día de la Madre, que fue compartido por los varones que acuden diariamente al comedor. El acto fue sencillo y emotivo.

“La mamá por excelencia es nuestra madre María. Que ella cubra este lugar siempre con su manto y que nos ayude”, dijo Rosa María Álvarez Ribera de Tardío, antes de comenzar a rezar el Padre Nuestro. Después cantaron Dios de Salve María, como buenos católicos.

El menú fue suculento: sopa de maní acompañada con pan horneado por la mañana. El segundo fue pollo, ensalada rusa y arroz sueltito, sin duda, preparado con el corazón. Algunos de los presentes no escucharon que el plato del día era gratis, por eso intentaban pagar al momento de recoger su comida. Tras guardar el dinero, caminaban con el plato en la mano hasta su asiento para comer en comunidad.

El dinero que pagan los comensales no alcanza para preparar los alimentos del día siguiente, por eso, el trabajo de las voluntarias y las donaciones son imprescindibles para que el comedor siga funcionando.

“Cuando nos está faltando algo, ese día, aparece un ángel bendito y nos trae (lo que necesitamos). Todos los días le agradecemos a Tory porque él, donde está, está viendo que no nos falte (nada)”, dijo Gaby Yolanda Ruiz Antelo, quien agradeció al pueblo trinitario por los aportes que realiza para que el comedor no se cierre.

Ese mismo día, autoridades de la Gobernación del Beni llegaron con una donación de carne que fue decomisada por personal de la Secretaría de Medio Ambiente.

La primera dama del Departamento del Beni, Natushka Lorena Morón Encinas, explicó que la donación consistió en más de 40 kilos de carne, entre pescado y animales silvestres. La donación ayudó a llenar la olla del día siguiente.

Facebook
WhatsApp
Twitter
Imprimir
Facebook
WhatsApp
Twitter