Asamblea de la Benianidad tomará decisiones ante crisis de la Gobernación por deudas

El presidente del Comité Cívico del Beni, Gueiser Chávez, convocó el martes a todas las instituciones y sectores organizados a la Asamblea de la Benianidad el jueves, para tomar decisiones ante las deudas millonarias que heredó la gestión del gobernador, Alejandro Unzueta.

“Estamos invitando a las organizaciones vivas como los mototaxistas, transportistas, gremiales, junta vecinales par hablar de la crisis económica financiera que existe en la Gobernación, también las deudas millonarias que dejaron anteriores administraciones”, dijo.

El Beni necesita 1.447 millones de bolivianos para pagar las contrapartes y garantizar la conclusión de un puente y cuatro carreteras, proyectos en los que se tiene contrapartes de hasta el 30%.

Chávez, afirmó que la administración departamental no tiene recursos para pagar esas deudas y para atender la salud en esta pandemia de COVID-19, considerando que se viene la cuarta ola.

“Nos sentimos con la obligación de respaldar este accionar de defensa, el jueves vamos a ver el mecanismo de defensa”, manifestó.

Entre las alternativas para salir de las deudas está la condonación porque el Beni no tiene recursos para cumplir esas obligaciones.

Consideró importante que las diferentes instituciones se mantengan unidas dejando de lado intereses personales y políticos.

Dirigentes de las demás organizaciones cívicas y dirigentes vecinales apoyaron la realización de ese encuentro en defensa del desarrollo regional, porque sin presupuesto no se pueden realizar obras de envergadura.

Unzueta,  agradeció el apoyo del movimiento cívico y de otras organizaciones, a la vez que aseguró que las deudas heredadas son insostenibles e imposibilitan la ejecución de obras de impacto regional.

“Agradecido con el apoyo que me están brindando, esta es una tarea de todos, una golondrina no hace verano, venimos pagando aproximadamente 100 millones de bolivianos de salarios devengados de anteriores gestiones”, dijo.

Rechazó la interpelación que le hizo una autoridad nacional, porque él no contrajo esa deuda.

Al mismo tiempo, durante su corta gestión realizó gestiones para el desembolso de fideicomisos por parte del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

“Venimos sufriendo estas inclemencias económicas que hemos heredado de la gestión de Alex Ferrier y de Fanor Amapo, ambas dejaron en estado caótico la economía de nuestro departamento”, manifestó.

Al margen de la deuda por contrapartes, se debe 487 millones de bolivianos por salarios y compromisos con proveedores.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter