¿Es posible hablar de una sociología beniana?

Por: Wilder Molina,  investigador y escritor

La sociología es una ciencia que estudia el presente de la sociedad, sea de situaciones, hechos, comportamientos, las instituciones, las acciones sociales. Cuando Auguste Comte propuso crear la ciencia de la sociedad lo hizo porque quería respuestas a cuestiones nuevas que vivía la sociedad francesa en ese presente del 1800. Quería explicaciones científicas a los cambios de modos de vida rurales hacia modos de vida urbanos, en ciudades, llenas de gentes,  con fábricas de trabajadores, que no se habían visto antes.

La sociología es una ciencia del presente. No puede haber una sociología del pasado, aquí ya ingresa  la historia. Todo estudio sociológico tiene que reflejar y explicar lo que acontece en el momento,  en el que el sociólogo también es un testigo presencial.  Los estudios sociológicos retratan y explican las circunstancias del presente.

La sociología es una ciencia empírica de la observación.  Para realizar sociología lo primero es primero desplazar la mirada sobre el acontecer de las circunstancias sociales, luego pasar a plasmar lo observado en un texto escrito. En el trayecto se tendrán que desplazar todas las herramientas del trabajo investigativo, el uso o creación de teorías, la observación, la entrevista, la encuesta, los métodos de análisis reflejados en los datos presentados, luego la síntesis.

El que un libro sociológico sea una obra escrita hace muchos años no lo excluye que siga siendo una obra sociológica, ni lo convierte en un libro de historia.  Esa obra sociológica sigue guardando un retrato de ese presente, de unas circunstancias de ese momento en que el autor también vivió.

Ahora bien ¿Es posible hablar de una sociología regional?   De qué hablamos cuando decimos sociología beniana. Precisemos.  Sociología beniana no es lo mismo  que sociología del Beni. Sociología beniana será ese conjunto de enfoques, estudios interpretaciones sobre realidades o los componentes sociales de la sociedad beniana, componentes son la vida urbana, los conflictos sociales, las condiciones sociales de la gente, los modos de vivir, las instituciones, los procesos políticos, ente otros. En cambio sociología del Beni será una obra, un estudio que aborde la comprensión de sus estructuras sociales, comportamientos, sus imaginarios. Una sociología de la sociedad beniana como un todo no existe aún, nadie ha escrito un trabajo con ese alcance panorámico.

La sociología como toda práctica científica se expresa a través de los libros, las tesis diversas a nivel de licenciaturas, maestrías o doctorados, los artículos en revistad académicas.  Si es así que comprende la sociología beniana, cuáles son esas obras de carácter sociológico, en tanto son retratos del presente, sea de un grupo social, sea de una ciudad, sea de un barrio, sea de una acción colectiva, sea de un movimiento político.

Podría nombrar a Rea   Hilda, (2005) con su Elite Carayana, Dominación Estructural Y Modernización Política En San Borja,  Henkemans Arienne B. (2001), con Tranquilidad y Sufrimiento en el Bosque: Los Medios de Vida y Percepciones de los Cambas en el Bosque de La Amazonía Boliviana,  Lehm; Melgar; Noza; Lara. (1999), con Matrimonios Interétnicos Y Reproducción De Los Grupos Étnicos En Los Llanos De Mojos,  Ener Chave, con Adaptacion y organización vecinal ante inundaciones  2018,  Molina Wilder, 2014. Con  Lejos del Estado, cerca de la nación. Ser boliviano en el Beni en tiempos del Estado Plurinacional .

Siringa de Juan B. Coimbra, si bien tiene la forma de crónica, podemos decir que es un intento pionero de sociología, con el apoyo de la observación. El cronista va retratando aquellas circunstancias que observa, en esos momentos de su trayecto, más al mismo tiempo le va agregando toques de literatura,  con un lenguaje expresivo y una narración cautivante. Por eso mismo ese libro es una obra de literatura más que una obra de investigación científica.

La sociología beniana, a través de trabajos pioneros,  emerge con claridad a partir de 1980 para adelante, sin embargo, del 2010 hasta ahora se observa un estancamiento, una escasa producción y publicación de trabajos sociológicos sobre las cuestiones del presente beniano.  No existen incentivos a la producción de investigaciones, ni como financiamientos a investigaciones ni subvención de publicaciones. No existe una  política departamental o municipal de fomento al trabajo de investigación social.  Los políticos no  asumen con voluntad y claridad conceptual lo que implica una política de fomento.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter