Presidente plantea en la ONU crear un sistema de salud con aporte estatal y luchar contra la violencia a la mujer

A

Nueva York, Estados Unidos (ABI).- El presidente Luis Arce planteó a la comunidad internacional, reunida en la sesión de la Organización de Naciones Unidas, la puesta en marcha de sistemas universales de salud con aportes del Estado, y declarar el Decenio de la Despatriarcalización para luchar contra toda forma de violencia contra mujeres y niñas, ambas iniciativas vigentes en Bolivia.

“Frente a los sistemas de salud que solo favorecen a quienes pueden acceder a un seguro privado y frente a quienes han hecho de la salud una mercancía, es imperioso fortalecer los sistemas de salud en los que el Estado cumpla la obligación de proteger y garantizar los derechos colectivos”, propuso.

Bolivia cuenta con el Sistema Único de Salud (SUS) que protege con diferentes prestaciones gratuitas a las personas que no cuentan con un seguro de salud, tomando en cuenta que la Constitución Política del Estado considera a la salud como un derecho humano.

La pandemia del COVID-19 puso en evidencia la difícil situación de quienes no cuenta con un seguro o recursos económicos, para atender un problema de salud.

Mientras que para enfrentar la problemática de la violencia a la mujer y niñas, planteó, como parte de los 14 desafíos lanzados a la comunidad internacional, declarar el Decenio de la Despatriarcalización para Luchar Contra Toda Forma de Violencia Hacia las Mujeres y Niñas, porque la discriminación por razones de género sometió a este grupo de la población a una situación de subordinación con respecto a los hombres en el trabajo, la política y el hogar.

“Proponemos que desde esta Asamblea General se declare el Decenio de la Despatriarcalización, porque urge un proceso profundo de trasformaciones políticas económicas, sociales y culturales desde una perspectiva comunitaria orientada hacia la construcción de relaciones reciprocas por una vida libre de toda forma de exclusión, dominación, explotación, discriminación y violencia”, argumentó Arce.

Bolivia declaró el 2022 el Año de la Revolución Cultural para la Despatriarcalización por una Vida Libre de Violencia Contra las Mujeres, para impulsar políticas orientadas a fortalecer marcos normativos y a atacar las causas estructurales de la violencia desde la educación, el fortalecimiento de la autonomía económica de las mujeres y a través de procesos culturales.

“El objetivo es transformar esta lamentable realidad originada por el patriarcado como sistema más antiguo de opresión y que se retroalimenta con el colonialismo y el capitalismo”.

Facebook
WhatsApp
Twitter
Imprimir
Facebook
WhatsApp
Twitter