Gestora Pública ratifica que los aportes de los trabajadores están garantizados

A

La Paz (ABI). – La Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo, que inició actividades este mes, de acuerdo a la normativa vigente, ratificó que los aportes de los trabajadores están garantizados.

Sobre el manejo de los aportes de los bolivianos, la Gestora recordó que los recursos de los fondos que serán administrados por esta empresa, deben ser invertidos exclusivamente en valores o instrumentos financieros de oferta pública, de conformidad al artículo 140 de la Ley de Pensiones. 

“Este hecho garantiza la transparencia en el manejo de los fondos, así también será de conocimiento público el destino y manejo de los recursos y su gestión a través de mercados que se encuentran regulados”, señaló la entidad, mediante una nota institucional.

Asimismo, indicó que los fondos del Sistema Integral de Pensiones (SIP) se constituyen en patrimonios autónomos y diversos que se manejan independientemente de los recursos propios de la Gestora, lo que garantiza su destino en inversión y manejo adecuado, no pudiendo, bajo ninguna circunstancia, destinarse a gastos operativos o administrativos de la empresa pública.

La Gestora es una entidad bajo la supervisión y fiscalización de la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS) que remite información periódica acerca de todos los movimientos financieros que realiza.

También está sujeta a la fiscalización de la Contraloría General del Estado (CGE), además, anualmente debe publicar los estados financieros de la empresa y de los fondos bajo su administración, los cuales deben ser auditados por una empresa externa especialista en el tema, misma que es contratada bajo licitación pública.

“Por lo expuesto precedentemente, los recursos de los bolivianos en los fondos del SIP, se encuentran garantizados debiendo los mismos ser invertidos en valores o instrumentos financieros con el objeto de generar rentabilidad a favor de todos los asegurados”, ratificó la empresa.

Remarcó que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), que operan en el país, cobran cuatro comisiones, a los asegurados, jubilados, al fondo de riesgos y por la administración de los portafolios.

No obstante, cuando la Gestora entre en pleno funcionamiento administrando el SIP, se reducirán las comisiones (mayo de 2023), cobrando únicamente la comisión correspondiente a los asegurados. Ello significa que los jubilados dejarán de pagar una comisión de 1,31% que se calcula sobre el total de la pensión.

Facebook
WhatsApp
Twitter
Imprimir
Facebook
WhatsApp
Twitter