• febrero 23, 2020
  • Trinidad, Beni

Técnicos en Agropecuaria, insumos intelectuales de la ETHA

En acto académico desarrollado en la Escuela Técnica Humanística Agropecuaria (ETHA) de la Universidad Autónoma del Beni (UABJB), con asiento en Casarabe, se graduó una nueva generación de técnicos medio en agropecuaria; jóvenes provenientes de sectores indígenas y campesinos, que recibieron insumos intelectuales, para que puedan transformar la actividad en el área rural, como parte del proceso de inclusión que se merecen todos los estratos sociales.

La universidad beniana, a través de la ETHA, promueve la formación integral y participativa de los jóvenes, especialmente de los que provienen de sectores vulnerables por la pobreza, para que sean artífices de su propio crecimiento, y con ello promover el desarrollo productivo, influyendo en el paulatino crecimiento del departamento y el país.

“Un año más que fenece y con ello se despiden de nuestra carrera, una generación de estudiantes, jóvenes que seguro se convertirán en aporte para la sociedad en su conjunto”, comenzó diciendo el director de la ETHA, Nicolás Chapi.

Agregó que este selecto grupo se constituye en un orgullo para la familia y sus comunidades, pues podrán apoyar con una nueva visión las labores que se deban emprender.

Hemos cumplido con nuestra labor educativa y estamos seguros que ellos serán impulsores de nuevas ideas, nuevas propuestas productivas y por qué no de nuevos emprendimientos privados, apuntó.

Recordó que este 2019 grandes eventos les tocó vivir. Todos fueron testigos de los cambios estructurales por lo que pasa el país, los acontecimientos políticos que afectan de forma directa e indirecta, por ello que urge la permanente preparación y no dejar que los cambios pongan en riesgo sus formas de vida.

Expuso que el mundo está cambiando y no solo se habla de la economía o de la productividad, también del medio ambiente, los desastres ecológicos que están pasando día a día en el mundo, no en vano los científicos ya hablan del fenómeno climático súper niño, pues los desastres naturales serán del diario vivir.

Instó a los egresados a no solo mejorar sus capacidades intelectuales, sino también a ser parte de la nueva generación para crear conciencia, no repitiendo las viejas costumbres contaminadoras, sino buscando una nueva luz de esperanza para las futuras generaciones.

Informó que en la ETHA ya están trabajando en actividades de investigación para la producción sin quema de montes y también en el sistema de cosecha de lluvia con rústicas pozas construidas y muy pronto esperan incorporar el uso de energía solar.

“La Escuela Técnica Humanística Agropecuaria más conocida como la ETHA, se ha constituido desde varios años en el exponente genuino de lo que puede hacer un centro de educación superior a favor de la comunidad”, expresó el decano de la Facultad de Ciencias Agrícolas, José Miguel Hurtado Zamorano.

Resaltó la visión de aquellos hombres y personas que intuyeron cuán importante iba ser la creación de la ETHA, pues vislumbraron desde esa época, el importante rol de la institución en el ámbito social rural, considerando que los egresados no son solo instructores y fomentadores del desarrollo rural sino que se han convertido en líderes en sus comunidades.

Como autoridad, dijo estar seguro que de aquí a poco recibirán noticias positivas de los nuevos agentes de cambio, pues están conscientes de la calidad de personas que han ayudado a formar.

“Jóvenes egresados, siéntanse orgullosos de sus logros, que recién empiezan pues estamos seguros que el horizonte recién se les abre”, concluyó.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter