Rurrenabaque reclamará en La Paz habilitación de su aeropuerto

Integrantes del Comité Impulsor pro reactivación de Vuelos, de Rurrenabaque, decidieron trasladarse a La Paz para reclamar a las autoridades nacionales la habilitación del aeropuerto en esa población porteña de la provincia Ballivián.
“La falta de vuelos retrasa la reactivación del turismo en Rurrenabaque, se acoplaron a este comité los choferes de cuatro ruedas, los artesanos, además de la Asociación de Madres de Panificadores”, dijo la directora municipal Jurídica, Teresa Vásquez.
Esa población considera de vital importancia la reanudación de vuelos desde y hacia La Paz, sede de Gobierno y otras ciudades del país.
Ese comité tiene el propósito de obtener respuestas claras con relación al pedido para que se reactiven las operaciones aéreas, porque desde mayo de 2021 no aterrizan aviones.
Básicamente se quiere conocer las observaciones de la Dirección General de Areronáutica Civil (DGAC), para coadyuvar a la reanudación de vuelos.
Esa comisión está compuesta por el alcalde Elías Moreno, representantes de diferentes organizaciones, control social, concejales, operadores de turismo, entre otros.
Recordó que el 19 de febrero Ecojet debió realizar un vuelo de reconocimiento, requisito para ser certificada, pero la operación fue suspendida a pesar de una reunión de coordinación entre la DGAC y la entidad pública Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (NAABOL).
“La realidad era que la NAABOL no contaba con el personal para realizar las operaciones”, dijo.
Tras el retiro de Amaszonas, la comuna realizó gestiones ante otras empresas y se invitó a Boliviana de Aviación (BoA) que tome en cuenta este nuevo destino, pero solamente Ecojet respondió de manera formal.
BoA respondió que no podía iniciar operaciones hasta que no concluya la segunda fase de la nueva terminal aérea en la población porteña.
En la última semana de febrero tras una marcha y concentración los porteños
determinaron dar un plazo para la habilitación de su aeropuerto, de lo contrario iniciarían un paro indefinido con bloqueos.
Sin embargo, tras una evaluación la medida quedó sin efecto ante la proximidad del Carnaval, para no perjudicar a los sectores productivos, pero se declaró estado de emergencia hasta ser atendidos.
Las instituciones y sectores sociales de esa parte del Beni están unidas para que vuelvan a operar aeronaves, porque de lo contrario la actividad turística continuará paralizada al no recibir visitantes nacionales y del exterior, especialmente de Europa.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en print
Imprimir
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en twitter
Twitter