Mojeños eligen nuevo directorio y ratifican defensa del TIPNIS

Las ocho subcentrales y cabildos afiliados a la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CEPM-B) eligieron un nuevo directorio con una agenda que ratifica la defensa del TIPNIS con el fin de encausar un proceso de unidad al interior de su territorio.

Se eligió por unanimidad, normas y procedimientos propios a Fermín Cayuba, del pueblo Mojeño-trinitario, como nuevo presidente y se dispusieron 11 mandatos vinculados a la vida orgánica de las comunidades indígenas Mojeño-ignaciana, Mojeño-trinitaria, Chimán, Yuracaré y Movima.

Este nuevo directorio estará al frente de la CPEM-B por los próximos cinco años, según publicó la agencia de Noticias Fides.

Desde el Observatorio de Derechos de los Pueblos Indígenas de Bolivia del centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS) se informó que esta elección se realizó durante el quinto Congreso Ordinario que se desarrolló este 18, 19 y 20 de junio, en la comunidad Puerto Geralda, en Trinidad, de donde también emanaron los mandatos para el cumplimiento de las nuevas autoridades de la Central.

Entre estos mandatos destacan: encabezar el comité de defensa del TIPNIS con el fin de encausar un proceso de unidad al interior del territorio; trabajar acciones de incidencia ante las instancias de gobierno en todas las normas que hayan sido aprobadas sin consulta de los pueblos indígenas, y a presentar propuestas en el trabajo de desarrollo de normativa relacionada a la implementación del Plan de Uso de Suelo (PLUS 2019).

De igual forma se determina evaluar el proceso de saneamiento y titulación de los territorios indígenas faltantes, a partir de la Comisión de Fiscalización y Control de tierras que se conformó en la asamblea; desarrollar acciones necesarias para acompañar la resolución de conflictos existentes entre las autoridades de los distintos niveles de gobierno con las autoridades indígenas en el ejercicio de la jurisdicción indígena.

Además se establece que esta dirigencia deba involucrarse y acompañar el proceso de consolidación del gobierno autónomo del Territorio Indígena Multiétnico (TIM 1) así como otros procesos iniciados por las subcentrales afiliadas; y a mantener una coordinación constante con las autoridades electas como representantes de las organizaciones indígenas.

Ya en febrero pasado la CPEM-B emitió una resolución a través de la cual ratificaba que se buscará reorganizar el movimiento indígena ante la amenaza de avasallamientos, injerencia externa y la insistencia de construir una carretera por sus territorios.

“Ratificamos la alianza de los territorios de la Amazonía Sur y de los pueblos indígenas del Beni y estaremos en constante vigilia por la seguridad del TIPNIS y sus habitantes. Lucharemos por la nueva unificación y reorganización de movimiento indígena”, detalla la resolución emanada luego de dos jornadas de tensión y agresiones en ese mes tras la toma de las oficinas de la dirigencia del TIPNIS.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter