Lluvia apagó incendios, pero realizan tareas de enfriamiento en parque Iténez

La reciente lluvia caída en algunas partes del Beni apagó los incendios en el Parque Departamental y Área Natural de Manejo Integrado (PD ANMI) Iténez, pero se realizan tareas de enfriamiento para que no se reactive el fuego, informó el sábado el presidente del Comité Cívico de Bella Vista, Jorge Antezana.

“Llovió en la población, pero tanto como la necesitábamos en la montaña que estaba ardiendo, pero gracias a Dios por el milagro de apagar el fuego, pero quedó el peligro de los árboles secos, se puede reactivar el fuego, estamos haciendo el enfriamiento de los lugares donde estaba el fuego”, indicó.

Los pobladores de esa comunidad realizan rastrillajes para evitar que se reactiven las llamas, ya que las brazas pueden ocasionar un nuevo incendio.

Después de la lluvia los focos de calor que quedaban fueron apagadas por los comunitarios, pese a las limitaciones que tienen en cuanto a equipamiento.

“Gracias a Dios nos ayudó la pequeña lluvia, por lo menos llovió unos 20 minutos en algunas partes, pero tenemos palos secos quemados que están humeando, lo cual es un riesgo”, manifestó.

Antezana, informó que alrededor de 40.000 hectáreas fueron arrasadas por el fuego, cantidad superior a las que ardieron en 2017que fueron 25.000 hectáreas.

Para encarar esta problemática se creó un comité de emergencia conformado por diferentes organizaciones. Son más de 100 personas que trabajan desde el primer día que se los convocó.

Los marineros de la Base Naval “La Horquilla” en una cantidad de 10, se replegaron por el tema de las elecciones generales.

Para combatir los incendios se dispone de machetes, unos cuantos rastrillos, lo que se complementó con palcas de palo para separar las llamas.

Al respecto, el asambleísta de esa provincia, Paúl Bruckner, manifestó que es tranquilizante que se haya apagado el fuego y ahora la población se concentra en enfriar los árboles calientes.

Citando al guarda parque, Moisés Vásquez, comentó que se perdieron árboles de madera fina, así como castaña, siringa y cacao, entre otros, que generan fuentes de trabajo en esa parte del Beni.

Lamentó que los diferentes niveles de Gobierno, una vez más, hayan dejado a Iténez abandonada a su suerte en una situación de desastre.

Otros incendios de grandes proporciones en esa provincia están en la Tierra Comunitaria de Origen (TCO) Baures, en el municipio del mismo nombre.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter