La Subcentral de Mujeres del TIM1 y su reto de fortalecer a las indígenas en las comunidades

Por: Karen Gil

San Ignacio de Mojos, 1 de diciembre (ANF).- Las comunidades del Territorio Indígena Multiétnico (TIM 1) están distribuidas a lo largo de más de  540.000 hectáreas. A mucho de estos lugares solo se puede entrar con moto debido a las estrechas brechas en medio del bosque, además en época seca. Pese a esa dificultad, las dirigentas que componen la directiva de la Subcentral de Mujeres de este territorio quieren llegar a las 26 comunidades para capacitar y fortalecer a las comunarias.

De ese modo, tres de las cinco lideresas llegaron hasta Santa Rosa del Apere, una comunidad mojeña trinitaria que está a dos horas de distancia del centro poblado de San Ignacio de Mojos. Además, les acompaña la presidenta de la Subcentral Mixta del TIM 1, Aurora Limpias.

“Estamos aquí para recoger la información de las necesidades que tienen las mujeres y para ver la organización que tienen ustedes”, dice la presidenta de la Subcentral de Mujeres, Paulina Noza, a las 15 comunarias que llegaron al cabildo el tercer miércoles de noviembre.

En este espacio tanto las dirigentas como las comunarias coinciden en la importancia de que las mujeres se organicen, tengan mayores espacios para la incidencia política, se capaciten y que se fortalezcan las actividades económicas que realizan.

Fortalecer esos aspectos fue uno de los mandatos del Primer Encuentro de Mujeres indígenas multiétnicas, realizado a finales de octubre de este año, con la participación de al menos medio centenar de comunarias. Allí fue también cuando se decidió cambiar de Organización — fundada en 1994 y reactivada en 2008— a la figura de la Subcentral de Mujeres con el fin de obtener su personería jurídica.

Participación política

La Subcentral de Mujeres identificó al menos cinco temas en los que se debe trabajar para mejorar la vida de las comunarias del TIM 1. Entre estas están: sustento económico, reducción de la violencia intrafamiliar, incidencia política, prevención del embarazo y defensa del territorio.

En relación a la incidencia política, las dirigentas explican que hubo una avance importante y eso se ve en que en 15 de las 26 comunidades hay una organización de mujeres, muchas de estas se fueron creando en los últimos años. Sin embargo, la vicepresidenta Petronila Ipamo explica que aún se debe trabajar en ello.

Lucha contra el machismo

Las dirigentas coinciden que muchas de las problemáticas que viven las mujeres es debido al machismo que reunió y aún prevalece en las comunidades, como el hecho que se les haya relegado políticamente, la violencia intrafamiliar y el embarazo precoz.

La secretaria de Organización de la Subcentral de Mujeres TIM, Pura Menacho, que el machismo fue y aún es un elemento que evita que las mujeres participen.

Por su parte, Noza es clara y dice que pese a esos elementos la participación femenina fue clara para la consolidación del territorio y el proceso autonómico indígena, que inició en 2010. “No solo fueron los hombres también las mujeres”, afirma.

Para contrarrestar la violencia que sufren las mujeres y el embarazo adolescente, la Subcentral organizó talleres de capacitación en las anteriores gestiones en varias de las comunidades, y espera gestionar más de estos espacios para el año que viene.

Así de a poco, las mujeres en el TIM toman relevancia en la organización política y priorizan problemas que afectan a las mujeres y que por años fueron ignorados.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter