Familias de Loreto y San Andrés se beneficiarán con proyecto lechero

Familias campesinas de los municipios Loreto y San Andrés, provincia Marbán, se beneficiarán con un proyecto lechero gracias al financiamiento de el Plan de Restauración C19 Bolivia y la Asociación Runa Munay, instancias que trabajan en la erradicación de la pobreza, especialmente en el área rural.

El proyecto beneficiará a 90 familias de ambos municipios con la creación de módulos lecheros familiares. Cada unidad productiva tendrá lugar a 6 hectáreas de pasto sembrado, fuente de agua con pozo semisurgente, picadora de pasto, ordeñadora y 10 vacas lecheras.

Delsy Moreno Parada, presidenta de la Asociación de Productores de Leche Esperanza (APLE Marbán), informó que llevan trabajando y gestionando apoyo hace tres años, en busca de consolidar proyectos como el lechero por ejemplo, aves, porcino y otros, de manera que les ayude a generar ingresos extras en sus hogares.

Explicó que ya desarrollaron una primera reunión en la comunidad de Somopae con el embajador del Plan de Restauración C 19 Bolivia Daniel Vera y Edgar Mendizabal, cónsul de Bolivia de Runa Munay, a quien se les entregó el proyecto en cuestión, habiendo recibido de ambos la aceptación correspondiente.

Anunció que los representantes de ambas instancias, están llegando en los próximos días para la firma e inicio del proyecto, con todas las especificaciones antes mencionadas, aclarando, que el  mismo está destinado a productores que comienzan de “cero” todos ellos incentivados por el funcionamiento de la planta procesadora de lácteos, que le garantiza un mercado seguro para su producto.

El proyecto tiene un monto de financiamiento de 20 millones de bolivianos y es a fondo perdido, toda vez que los beneficiarios son familias de bajos ingresos económicos que quieren salir de atraso y la pobreza en un contexto difícil en que se vive. Una contraparte económica le corresponde a la asociación de lecheros, otro monto a los municipios involucrados y el restante los financiadores.

Para la construcción de los módulos, la madera y el trabajo, estará a cargo de los beneficiarios, alambre, grampa y cemento para el galpón será responsabilidad de los financiadores.

Tienen proyectado abrir una oficina de gestión en determinada comunidad, con perspectivas de apuntar al procesamiento de productos para darle valor agregado a su actividad.

La presidenta de la Asociación Esperanza, está convencida que el proyecto marcará un impacto enorme, toda vez que generará ingresos económicos que incidirán directamente en el bienestar de las familias. 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter