• agosto 19, 2019
  • Trinidad, Beni

Día del Caballo Criollo Mojeño, celebrado a lo grande

El caballo es un ejemplar que forma parte de la vida diaria del hombre de campo. Un caballo de mediana contextura corporal que desciende del caballo ibérico traído al continente americano en tiempo de la colonia. Se trata de una mezcla de sangre africana y andaluza, es prácticamente un animal de trabajo.

Para resaltar esta fecha, la Asociación de Ganaderos de San Ignacio de Moxos organizó un amplio programa, incluyendo el juego de sortija, elección del mejor caballo, la mejor montura y otros detalles que estuvieron a cargo de un jurado calificador.

No podía faltar la tradicional carrera de caballos: criollos, mestizo y de pura sangre. La actividad, más que una competencia, sirvió para fortalecer el vínculo de amistad entre productores de San Ignacio y de otras poblaciones que llegaron con sus animales para realzar la fiesta equina.

El acontecimiento se fundamenta en la resolución 023/11 del 6 de junio del 2011 del Concejo Municipal de San Ignacio, que declara el 7 de agosto como Día del Caballo Criollo Mojeño.

Escandar Tobias, presidente de la Asociación de Ganaderos de San Borja, resaltó la organización de sus pares de San Ignacio de Moxos por la capacidad de llevar adelante este tipo de actividades, que a su criterio sirve para fortalecer el brazo de hermandad entre los benianos.

«Es una iniciativa que une al rubro ganadero, une a la familia pero sobre todo que se convierte en un reencuentro entre amigos que están ligados a la misma actividad, la ganadería», acotó.

Manfredo Suárez, vicepresidente de la Asociación de Ganaderos de San Ignacio, agradeció al directorio, por haber dado todo de sí para que la jornada del Día del Caballo sea todo un éxito.

El directorio de la asociación fue determinante para que se pueda contar con una infraestructura, edificación que no sólo servirá para los afiliados sino también para que lo utilice el pueblo en general

Juan Carlos Abularach, vicepresidente de la Federación de Ganaderos del Beni, señaló que el caballo representa un elemento esencial en la vida de campo por ello hay que darle la importancia que se merece.

El caballo es un excelente compañero en las grandes caminatas, fuerte para el trabajo, ligero en las competencias y dócil para el manejo.

Según Manfredo Suárez, para el 21 de septiembre habrá otra fiesta equina con carreras de caballos, como alternativa de diversión de las familias, pero también para generar movimiento económico.

La familia Suárez Abularach, en el marco de su desprendimiento, donó las tribunas para este imponente escenario, entendiendo la necesidad de contar con un espacio para vivir la adrenalina con la carrera de caballo.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter