Víctimas amplían denuncia por “esclavitud” contra Cuba

CUBA

Agencia (AFP).- Centenares de víctimas sumaron nuevos testimonios a la denuncia contra el gobierno de Cuba ante la Corte Penal Internacional (CPI) por presuntamente someter a médicos cubanos en el exterior a “esclavitud”, anunció este martes una de las asociaciones que impulsa el caso.

Cuando fue presentada la denuncia ante la CPI en mayo de 2019, se incluyeron un centenar de testimonios de víctimas, pero en agosto pasado se ampliaron hasta los 622, informó en una teleconferencia en Madrid Javier Larrondo, fundador de la asociación Cuban Prisoners Defenders (CPD), promotora del caso junto a la oenegé Unión Patriótica de Cuba (Unpacu).

Son “622 testimonios que son idénticos, similares, parecidos (…) de médicos cubanos por el mundo” que han sufrido “esclavitud”, indicó Larrondo.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que acompañó el caso, ilustró el esquema cuando se presentó el año pasado: Se trata de “un sistema de esclavitud moderno” que implica que “decenas de miles de personas son obligadas a vivir en el exterior, sin saber su destino, reteniéndoles sus pasaportes, controlados por agentes de inteligencia y la mayor parte de sus ingresos son confiscados por el gobierno cubano”.

Una de las víctimas, el médico Manoreys Rojas, denunció en la teleconferencia que desde que abandonó su puesto de trabajo en Ecuador en 2015 no le permiten ver a su familia en Cuba, e incluso le negaron la entrada a la isla cuando viajó allí en 2018 cuando su hija intentó suicidarse.

“He intentado verlos de varias formas y no he podido”, dijo Rojas con lágrimas en los ojos.

La denuncia va dirigida contra el expresidente de Cuba Raúl Castro y el actual mandatario, Miguel Díaz-Canel, y otros miembros del gobierno por presuntos “crímenes de lesa humanidad de esclavitud, persecución y otros actos inhumanos”. Desestimado por el gobierno de La Habana, el caso concierne a las llamadas “Misiones de internacionalización” implementadas desde los años 1960, por las cuales profesionales, muchos de ellos médicos, son enviados por periodos de tres años a trabajar en diferentes países, que pagan directamente al gobierno cubano por los servicios recibidos.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter