Rebrote de COVID-19: Millones de vietnamitas confinados e Irán cierra oficinas públicas y bancos

VIETNAM-scaled

Redacción Central (AFP).- Decenas de millones de vietnamitas quedaron confinados a partir de lunes en este país asiático que enfrenta un aumento sin precedentes de casos de COVID-19. Entretanto Irán anunció un endurecimiento de las restricciones en Teherán y sus alrededores, incluyendo el cierre durante una semana de oficinas públicas y bancos, para intentar contener las nuevas infecciones.

El gobierno de Vietnam ordenó el confinamiento de los habitantes de 16 provincias más, que se suman a la ciudad de Ho Chi Minh (ex Saigón, 9 millones de personas) y las provincias vecinas de Binh Duong y Dong Nai, bajo esta medida desde hace ya 10 días.

A partir de ahora es casi un tercio de los 100 millones vietnamitas que se encuentran confinados.

La medida no abarca aún a los habitantes de la capital Hanói, pero sí se les ha pedido que permanezcan en sus casas, y las autoridades han ordenado el cierre de todas las tiendas y servicios no esenciales.

Vietnam registró el domingo cerca de 6.000 casos de covid-19, contra apenas una decena por día a principios de mayo. El país contabiliza un total de 254 muertos.

Citado como modelo de gestión de la crisis sanitaria al inicio de la pandemia, Vietnam tiene problemas actualmente para conseguir vacunas.

Según el ministerio de Salud, se han administrado solamente 4,3 millones de dosis al día de hoy.

Irán

Las medidas, que afectarán las provincias de Teherán y Alborz, incluyen también la prohibición de viajar desde o hacia estas dos zonas y el cierre de todos los comercios de alto riesgo, según informó el organismo encargado de la gestión de la pandemia.

La decisión coincide con la fiesta musulmana del Eid al Adha, que se celebra el miércoles en la República Islámica.

El presidente Hasan Rohani había advertido a principios de mes de una «quinta ola» en el país por la entrada de la contagiosa variante Delta.

En las últimas 24 horas, Irán registró 25.441 casos, rozando el récord de 25.582 alcanzado a mediados de abril.

El COVID-19 provocó el deceso de 87.370 personas y el contagio de 3,5 millones de acuerdo con las cifras oficiales, que las propias autoridades reconocen inferiores a la realidad.

Ahogado por las sanciones estadounidenses, Irán tiene dificultades para importar vacunas contra el COVID-19 para sus 83 millones de habitantes.   De ellos, 6,1 millones han recibido una dosis y solo 2,2 millones disponen de la pauta completa.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter