OTAN cierra cumbre entre acusaciones rusas de imperialismo

OTAN

AFP.- El presidente ruso, en cambio, denunció las «ambiciones imperiales» de la OTAN, que busca, según dijo, afirmar su «hegemonía» con la excusa de Ucrania

La OTAN clausura este jueves una cumbre de Madrid centrada en la invasión rusa de Ucrania, que espoleó las adhesiones de Finlandia y Suecia, y que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que era una mera excusa para su imperialismo.

«Es una cumbre efectivamente histórica», dijo a la televisión pública española TVE el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, congratulándose por la aprobación del nuevo Concepto Estratégico, que va a «definir el trabajo sobre el que va a operar la OTAN durante los próximos años, hasta el año 2030».

Asimismo, Sánchez aludió al ingreso de Finlandia y Suecia, que se lanzó en Madrid y requerirá, para su materialización, algunos meses de formalidades.

«Si se incorporan a la OTAN no es porque tengan ningún ánimo expansionista, ni quieran ocupar ningún territorio ajeno al suyo, al contrario, lo que quieren es defenderse de una amenaza real que es esta Rusia dirigida por Putin», afirmó.

En Ucrania, Rusia anunció que abandonada la isla de la Serpiente, en el mar Negro, que cobró notoriedad al principio de la invasión por la defensa ucraniana.

«El 30 de junio, en señal de buena voluntad, las fuerzas armadas rusas cumplieron los objetivos fijados en la isla de las Serpientes y retiraron su guarnición allí», dijo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, al afirmar que la medida era para facilitar las exportaciones de grano de Ucrania.

«Ambiciones imperiales»

El presidente ruso, en cambio, denunció las «ambiciones imperiales» de la OTAN, que busca, según dijo, afirmar su «hegemonía» con la excusa de Ucrania.

«Ucrania y el bienestar del pueblo ucraniano no son el objetivo de Occidente ni de la OTAN, sino un medio para defender sus propios intereses», dijo Putin en una visita a Turkmenistán.   «Los países que lideran la OTAN quieren (…) afirmar su hegemonía, sus ambiciones imperiales», agregó.

Según Putin, la Alianza Atlántica y «sobre todo, Estados Unidos ha necesitado durante mucho tiempo tener un enemigo exterior en torno al cual poder unir a sus aliados».

«Les dimos esta oportunidad, la oportunidad de reunir a todo el mundo alrededor suyo», ironizó el mandatario ruso.

En la capital turkmena, Putin también aseguró que no veía «ningún problema» en la adhesión de Suecia y Finlandia a la Alianza Atlántica.

«Es asunto de ellos. Pueden adherirse a lo que quieran», declaró en una rueda de prensa en Ashjabat, la capital.

Pero, «en caso de que se desplieguen allí contingentes militares e infraestructuras militares, nos veremos obligados a responder de forma simétrica y a crear las mismas amenazas en los territorios de los que emanan las amenazas contra nosotros», advirtió.

Hasta ahora, Moscú había denunciado las aspiraciones de estos dos países nórdicos.

La inclusión de China en el nuevo Concepto Estratégico de la OTAN, de la que se denuncian sus «ambiciones declaradas y las políticas coercitivas», tampoco agradó a Pekín.

Este documento «ignora la realidad y presenta los hechos al revés. Se empeña (…) en manchar la política extranjera china», dijo Zhao Lijian, un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Facebook
WhatsApp
Twitter
Imprimir
Facebook
WhatsApp
Twitter