OMS pide a países tomar en serio la pandemia y preparar la “arquitectura de la salud pública”

c-hosp-404132-00AA

La Paz, 2 de abril (ANF).- La disciplina ciudadana frente a las instrucciones de los diferentes gobiernos es parte fundamental para enfrentar el coronavirus, pero debe ir acompañada de políticas inmediatas y estructurales, es así que ante la expansión acelerada en el mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pide a todos los países tomar medidas y fortalecer los sistemas de salud.

“Es verdaderamente muy importante que todos los países se lo tomen en serio, se preparen, preparen el sistema de salud, fortalezcan la arquitectura de la salud pública, impliquen y eduquen a las organizaciones sociales, hagan que estén en guardia y que no dejen a nadie atrás. Este es un consejo que damos a todos los países”, manifestó en una rueda de prensa Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS.

Fue el 11 de marzo que la OMS clasificó al Covid-19 como una pandemia. Hasta ese día se habían reportado 118.000 casos infectados en 114 países y la muerte de 4.291 personas. Hoy esas cifras se han elevado de una manera alarmante que pone en crisis a los sistemas sanitarios de los estados. En las próximas horas se llegará inminentemente en todo el mundo al número de un millón de contagios en 180 países y ya se bordean las 50 mil muertes.

Hace horas y en la línea de pedir la unidad de todos los países para la lucha contra este virus, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, mostró su preocupación ante un avance tan rápido y con índices de muerte que se duplicaron en solo una semana.

“Estoy profundamente preocupado por la rápida escalada y la propagación mundial de la infección. La cantidad de muertes se ha más que duplicado en la última semana. En los próximos días llegaremos a un millón de casos confirmados y a 50 mil muertes”, afirmó.

Al declararse como pandemia a esta emergencia sanitaria se encaminaron diferentes medidas desde las organizaciones y estados, como activar y ampliar los mecanismos de respuesta a emergencias; comunicarse con las personas sobre los riesgos y cómo pueden protegerse; encontrar, aislar, probar y tratar cada caso de Covid-19 y rastrear a las personas con las que haya estado en contacto.

Fue así que la gran mayoría de los gobernantes declararon medidas como el aislamiento y disminución de actividades laborales y educativas. Hubo algunos que prefirieron minimizar a esta pandemia como los mandatarios de México, Estados Unidos y Brasil, países que hoy registran las mayores cifras de contagios en América Latina. Estos presidentes tuvieron que dar un giro en sus discursos y políticas de emergencia.

Otros presidentes tomaron más recaudos como en El Salvador, Colombia, Perú, Argentina y Ecuador, donde se comenzaron a fortalecer los hospitales para la atención y contención de los pacientes del Covid-19. La emergencia los obligó a una nueva distribución de los recursos económicos para la infraestructura y equipamiento de los sistemas de salud públicos.

Hoy, la OMS ante la preocupación de la expansión y los índices de contagios insta a todos los países a generar mejores condiciones en esos servicios de salud.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter