Miles de indígenas colombianos se movilizan hasta Bogotá para presionar a Duque

índice

Redacción Central (AFP).- Miles de indígenas colombianos que protestan contra el gobierno y la violencia que sufren en sus territorios se movilizarán hasta Bogotá para presionar un encuentro con el presidente Iván Duque, anunciaron sus líderes. 

“Nuestras autoridades han manifestado que nos vamos para Bogotá. ¡Nos vamos para la capital de la República!”, declaró Hermes Pete, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, en una asamblea pública organizada en Cali.

El movimiento de protesta llegó el lunes a esta ciudad del suroeste del país tras un recorrido a pie y en autobuses que partió desde el vecino departamento de Cauca, una de las zonas más castigadas por la arremetida de guerrillas y demás grupos financiados por el narcotráfico.

Pete anunció que los manifestantes tomarán camino hacia Bogotá, aunque no precisó si realizarán algunos tramos a pie o llegarán directamente en vehículos.

En Cali (distante a unos 460 kms de la capital colombiana), los indígenas exigían un encuentro cara a cara con Duque para exponer sus denuncias sobre la violencia y los incumplimientos de los acuerdos de paz alcanzados en 2016 con la exguerrilla FARC, entre otros reclamos.

Sin embargo, el mandatario envió a esa ciudad una delegación de varios ministros que trató en vano de alcanzar algún consenso para desactivar la movilización contra el gobierno.

“Si (…) no da la cara en Bogotá, nos regresamos (…) y tomamos las acciones”, advirtió Pete, aludiendo a bloqueos de la vía Panamericana que conecta a Colombia con Ecuador. 

Más temprano, la misión del gobierno insistió en su oferta de diálogo y subrayó su preocupación por el impacto que podría tener este tipo de manifestaciones en medio de la pandemia. 

“Insistimos (…) en encontrar un camino efectivo para salir adelante y resolver todas las propuestas y las peticiones“, dijo Alicia Arango, ministra del Interior, en una declaración a los medios.

Miles de indígenas colombianos que protestan contra el gobierno y la violencia que sufren en sus territorios se movilizarán hasta Bogotá para presionar un encuentro con el presidente Iván Duque, anunciaron sus líderes. 

“Nuestras autoridades han manifestado que nos vamos para Bogotá. ¡Nos vamos para la capital de la República!”, declaró Hermes Pete, consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, en una asamblea pública organizada en Cali.

El movimiento de protesta llegó el lunes a esta ciudad del suroeste del país tras un recorrido a pie y en autobuses que partió desde el vecino departamento de Cauca, una de las zonas más castigadas por la arremetida de guerrillas y demás grupos financiados por el narcotráfico.

Pete anunció que los manifestantes tomarán camino hacia Bogotá, aunque no precisó si realizarán algunos tramos a pie o llegarán directamente en vehículos.

En Cali (distante a unos 460 kms de la capital colombiana), los indígenas exigían un encuentro cara a cara con Duque para exponer sus denuncias sobre la violencia y los incumplimientos de los acuerdos de paz alcanzados en 2016 con la exguerrilla FARC, entre otros reclamos.

Sin embargo, el mandatario envió a esa ciudad una delegación de varios ministros que trató en vano de alcanzar algún consenso para desactivar la movilización contra el gobierno.

“Si (…) no da la cara en Bogotá, nos regresamos (…) y tomamos las acciones”, advirtió Pete, aludiendo a bloqueos de la vía Panamericana que conecta a Colombia con Ecuador. 

Más temprano, la misión del gobierno insistió en su oferta de diálogo y subrayó su preocupación por el impacto que podría tener este tipo de manifestaciones en medio de la pandemia. 

“Insistimos (…) en encontrar un camino efectivo para salir adelante y resolver todas las propuestas y las peticiones“, dijo Alicia Arango, ministra del Interior, en una declaración a los medios.

El lunes, mientras miles de indígenas se dirigían a Cali, fueron asesinados a tiros un exdirigente de esas comunidades, Fredy Güetio, y su esposa, Reina Mera.

El ataque se produjo en el municipio de Suárez, Cauca, según el movimiento indígena.

La organización que agrupa a los pueblos originarios en Colombia, ONIC, ha denunciado al menos 167 homicidios de sus miembros desde que Duque llegó al poder el 7 de agosto de 2018.

Los indígenas representan alrededor del 4,4% de los 50 millones de habitantes de Colombia.

El acuerdo de paz, que redujo la violencia política de más de seis décadas en el país, no logró desactivar por completo el conflicto armado, que se ha recrudecido en las últimas semanas con decenas de masacres. 

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter