• enero 25, 2020
  • Trinidad, Beni

La batalla contra el cáncer de la cantante de Roxette

CANTANTE

Redacción Central (Infobae.com).- “Fue el 11 de septiembre de 2002 cuando comenzó el infierno”. Así comenzaba Marie Fredriksson el relato de su batalla personal de los últimos 17 años. Ese día sufrió un desmayo en su casa y fue trasladada a un hospital.

Su primera pregunta al despertar en la camilla del hospital fue: “¿Me voy a morir?”. Los estudios detectaron un tumor cerebral. Los especialistas predijeron un año de vida. Pero su familia no se lo dijo. Comenzó una lucha que la acompañaría el resto de su vida.

Agotadoras sesiones de radioterapia, grandes dosis de medicamentos… pero el tumor crecía.

Las secuelas generadas por el tratamiento fueron devastadoras. Perdió el pelo, se le desfiguró la cara. Nadie la reconocía en la calle. Pero peor eran las secuelas menos visibles: problemas de visión en el ojo derecho, de audición y motores (un pie se le torcía y vivía con temor a caerse).

Siguieron las dificultades para escribir. Había olvidado muchas palabras y hasta las letras de sus canciones. Aquellas que la habían convertido en una estrella mundial en los años 90.

Cuando comenzó a perder el habla, los médicos decidieron operarla. Y tuvo que volver a empezar de nuevo.

Mil veces se preguntó “¿Por qué a mí?”. Hasta que logró cambiar su punto de vista. “Todo el mundo puede sufrir un tumor cerebral, ¿por qué no me iba a pasar a mí? La vida se convirtió en algo completamente diferente de lo que yo estaba acostumbrada. Soy una persona atrevida y divertida que está atrapada en un cuerpo enfermo. Hay una tristeza que me acompaña todo el tiempo, que está ahí constantemente. Pero, al mismo tiempo, tengo mucha suerte. Una familia fantástica, un trabajo fantástico y una casa fantástica. Cuando pienso en ello me digo a mí misma que no puedo sentarme a lloriquear”, contó en su biografía Listen to my heart (título que juega con su clásico Listen to your heart) escrita por la periodista sueca Helena von Zweigbergk , ya que Marie no podía hacerlo por sí misma.

La cantante Marie Fredriksson, integrante del grupo Roxette -que conformaba junto con Per Gessle-, murió la mañana de este lunes 9 de diciembre en Suecia. La artista tenía 61 años.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter