Francisco invita a los fieles a pedir a Jesús la ‘gracia de la pequeñez’ para la ‘verdadera grandeza’ de su camino

papa francisco_3

El papa Francisco celebró este viernes la misa de la Natividad del Señor donde invitó a los fieles a pedir Navidad a Jesús la “gracia de la pequeñez”, para comprender que ese “es el camino para la verdadera grandeza”.

La celebración se realizó en la Basílica de San Pedro en el marco de la conmemoración de la espera universal por el nacimiento del Salvador Jesucristo. En este evento asistieron unas 1.500 personas, que siguieron las medidas sanitarias para evitar los contagios de coronavirus.

“El Creador del mundo no tiene hogar. Hoy todo se invierte: Dios viene al mundo pequeño. Su grandeza se ofrece en la pequeñez”, afirmó Francisco durante su homilía, según publica el portal ACI Prensa del Vaticano.

Recordó además la señal que dio el ángel a los pastores fue que encontrarían a un niño envuelto en pañales, en un pesebre.

“Eso es todo: un niño en la dura pobreza de un pesebre. No hay más luces, ni resplandores, ni coros de ángeles. Sólo un niño. Nada más, como había preanunciado Isaías: ‘Un niño nos ha nacido’”, dijo.

El Pontífice invitó a los fieles a mirar más allá de los adornos y las luces, y contemplar a Dios en su pequeñez.

El papa Francisco también recordó que al nacer, Jesús estaba rodeado de los pastores, que son los pequeños y pobres.

Según dijo, ellos “estaban allí para trabajar, porque eran pobres y su vida no tenía horarios, sino que dependía de los rebaños. No podían vivir como y donde querían, sino que se regían en base a las exigencias de las ovejas que cuidaban. Y Jesús nace allí, cerca de ellos, cerca de los olvidados de las periferias. Viene donde la dignidad del hombre es puesta a prueba”.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter