El Congreso de Perú busca censurar un ministro por su presunto pasado terrorista

PERU

Redacción Central (AFP).- El Congreso peruano, controlado por un bloque de derechas, reunía firmas el jueves de noche para censurar al ministro de Trabajo, Iber Maraví, tras interpelarlo por su presunta participación en atentados terroristas cometidos por el grupo maoísta de Sendero Luminoso hace cuatro décadas.

«Las respuestas del ministro no nos ha convencido, vamos a formular la moción de censura y la vamos a trabajar en los días que vienen», dijo a la prensa el congresista Jorge Montoya del ultraderechista Renovación Popular al finalizar la interpelación.

Los congresistas debatieron por más de 10 horas en torno al controvertido pasado político de Maraví, un dirigente sindical del gremio magisterial de 61 años nombrado ministro en julio por el presidente de izquierda Pedro Castillo.

«No he participado y tampoco he cometido los hechos (atentados terroristas) que se me atribuyen tendenciosamente. Hay supuestas imputaciones que luego fueron negadas ante un juez penal», sostuvo el ministro durante la sesión presencial que transmitió por televisión el canal del Congreso.

El ministro negó haber participado en actos terroristas ocurridos en Ayacucho mencionados en varios documentos policiales de 1980 y 1981, en los primeros años del conflicto interno peruano (1980-2000).

A pesar de que su nombre figura en los atestados policiales, alegó que se le incluyó en base a torturas a seguidores de Sendero Luminoso. Como prueba de su inocencia, subrayó que nunca fue condenado por la justicia.

La interpelación se produce en momentos de crispación política entre el Congreso y el Ejecutivo, que se arrastran desde la muerte en prisión del octogenario líder del grupo maoísta, Abimael Guzmán, el 11 de septiembre.

Congresistas de derecha atribuyen simpatías al gobierno de Castillo con Sendero Luminoso, lo que el mandatario niega.

Diversos legisladores, como Hernando Guerra García de Fuerza Popular, le solicitaron al ministro dejar el cargo «por el bien del país».

«No renuncie, ministro, espere la decisión del Congreso, que ya debe saber cuál va a ser», dijo por su parte el congresista Roberto Chiabra del partido Alianza para el Progreso, en alusión a una eventual próxima censura.

La congresista del oficialista Perú Libre, María Taipe, aseguró que el ministro «es un perseguido político».

Si la oposición presenta formalmente un pedido de censura contra el ministro de Trabajo, solo puede ser debatido y votado en un plazo de entre cuatro y 10 días.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter