• mayo 29, 2020
  • Trinidad, Beni

Dos perros, un gato y una tigresa: los inquietantes saltos del nuevo coronavirus a los animales

1391688282_1140x520

“Parece que los felinos se van perfilando como sensibles al virus, pero de momento es algo anecdótico”, tranquiliza Víctor Briones, del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

 

Redacción Central (ElDeber.com.bo).-    El nuevo coronavirus ya ha dado un triple salto mortal en el imaginario colectivo: desde un murciélago chino habría pasado al pangolín, del pangolín al ser humano y, en su más reciente brinco, del humano a los felinos y a los perros. Es un viaje verosímil, con varios saltos entre especies en tiempo récord, pero la realidad es que los científicos todavía no tienen certezas. Citado en EL PAÍS, es solo una hipótesis, como casi todo lo que rodea a un virus que oficialmente no existía hace apenas tres meses.

La última parada confirmada del periplo del nuevo coronavirus por el reino animal es una tigresa malaya con tos seca que este domingo dio positivo en el Zoológico del Bronx, en Nueva York. “Parece que los felinos se van perfilando como sensibles al virus, pero de momento es algo anecdótico”, tranquiliza Víctor Briones, del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

En Estados Unidos ya hay más de 330.000 personas infectadas registradas, pero solo consta un animal: la tigresa del Bronx, acompañada por otra media docena de tigres y leones con síntomas, pero sin confirmación.

“La propagación actual de la Covid-19 se debe a la transmisión de humano a humano”, recalca la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), que investiga otros saltos entre especies. Hong Kong comunicó en un primer momento dos casos caninos positivos -un pastor alemán y un pomerania- tras analizar 17 perros y ocho gatos en hogares vinculados a personas con la enfermedad.

El 23 de marzo, las autoridades belgas también informaron del caso de un gato ‘sospechoso’ de sufrir una infección activa. Y el 31 de marzo de nuevo Hong Kong anunció que un gato había dado positivo.

Con más de 1,2 millones de casos registrados en personas, la infección solo se ha confirmado en dos perros, uno o dos gatos y una tigresa. Y no existe ningún indicio de que las mascotas hayan transmitido el virus. “Por consiguiente, no existe justificación alguna para tomar medidas relacionadas con los animales de compañía que puedan afectar a su bienestar”, sentencia la OIE, que sí recomienda que las personas enfermas eviten el contacto con las mascotas por si acaso.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter