• julio 5, 2020
  • Trinidad, Beni

América Latina ya registra el 40% de las muertes diarias por coronavirus en el mundo

XYBUYPV5T2NAQXWX7HLPNAYRFY

Redacción Central (Infobae.com).- En marzo, cuando el COVID-19 estaba acabando con vidas en todo el mundo, parecía que América Latina podría salir relativamente ilesa. Sus gobiernos eligieron enfoques muy diferentes para hacer frente a la pandemia. Oscilaron entre un cierre severo en El Salvador y Perú hasta una relativa laxitud en Brasil y México impulsada por los jefes de Estado, Jair Bolsonaro y Andrés Manuel López Obrador, respectivamente.

Pero a medida que termina el mes de mayo y se acerca junio, las noticias empeoran cada día para la región altamente urbanizada, que contiene 600 millones de habitantes o alrededor del 8% de la población mundial. Latinoamérica es, sin dudas, el nuevo epicentro del coronavirus, y ya representa alrededor del 40% de las muertes diarias a nivel mundial en la actualidad, según informó la agencia Bloomberg.

Las estadísticas son ilustrativas: Brasil tiene más casos que cualquier otro país excepto EEUU. Y algunos estudios predicen que las muertes, que actualmente ascienden a alrededor de 25.000, podrían más que cuadruplicarse en los próximos meses. México tuvo esta semana su mayor incremento tanto en casos como en muertes esta semana y un alto funcionario de salud dijo que unas 30.000 personas podrían morir. Perú, Chile y Colombia han establecido récords diarios en la última semana.

Los países latinoamericanos reportaron más de 1.900 muertes el miércoles, un récord que representa el 37% a nivel mundial. Brasil, Perú, Chile y México han reportado cada uno más de 10.000 nuevos casos en los últimos cinco días, lo que los convierte en cuatro de los siete países más afectados del mundo en ese período.

“Muchas de las ciudades más grandes de la región están todavía a varias semanas de sus picos”, dijo a Bloomberg James Bosworth, autor del boletín semanal Latin America Risk Report. “Los hospitales funcionarán a plena capacidad durante mucho tiempo, poniendo a prueba los sistemas de salud. Incluso aquellas ciudades y países que alcancen su punto máximo verán una meseta de varias semanas y un descenso gradual en lugar de una caída brusca de los casos”.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on print
Imprimir
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter